Me gusta

jueves, 3 de noviembre de 2016

ADIOS A LOS SOFOCOS EN LA MENOPAUSIA

El post de hoy va dirigido a aquellas mujeres que están sufriendo la menopausia y sufren trastornos como sofocos, irritabilidad e insomnio.
Si eres una de ellas sabes a qué me refiero.

LOS SOFOCOS
Los sofocos son más que calor. Es una oleada caliente que te recorre, generalmente de abajo hacia arriba y que te hace sudar y sentir un calor agobiante. Algunas mujeres apenas los sufren pero otras tienen uno tras otro, incluso cada 30 ó 40 minutos, impidiéndoles incluso dormir, ya que se suelen acentuar por la noche.
En esos casos, la falta de horas de descanso (te despiertas acalorada y envuelta en sudor varias veces cada noche) te pone irritable, y la menopausia puede convertirse en un infierno.


Para solucionar estos problemas algunos médicos optan por terapias hormonales que intentan compensar los desajustes que se producen en esta etapa vital.
Si tú prefieres optar como primera medida por una terapia natural, puedes añadir a tu alimentación soja a diario, o bien utilizar isoflavonas de soja. En este video te cuento mi experiencia con este producto y te comento algunos aspectos a tener en cuenta si has pensado usar la soja como tu aliado.


LAS ISOFLAVONAS DE SOJA

Las isoflavonas de soja son un conjunto de sustancias, extraídas de la soja o soya, cuyas características las hacen muy parecidas a los estrógenos humanos, y actúan en el organismo como ellos, proporcionando a la mujer en el climaterio grandes beneficios.  Se pueden comprar en farmacias o en herbolarios y es suficiente con tomar una capsula cada día.
Como sabes, la soja viene siendo usada por las mujeres asiáticas desde siempre como un alimento diario, y precisamente ellas son el grupo de población que menos problemas relacionados con la menopausia tiene.



BENEFICIOS DE LAS ISOFLAVONAS

-Combate los síntomas de la menopausia que hemos descrito anteriormente: ansiedad, nerviosismo, sofocos diurnos o nocturnos, ayudando a un buen descanso.
.Ayuda a fijar el calcio en los huesos, siendo grandes aliadas en la prevención de enfermedades como la osteoporósis, tan proclive en esta etapa de la vida.
-Combate los radicales libres evitando la oxidación celular y el envejecimiento de la piel, manteniéndola más gruesa y flexible.
-Evita la sequedad vaginal y la falta de deseo sexual.
-Equilibra los niveles de colesterol, bajando el malo y subiendo el bueno.

QUIEN NO DEBE TOMAR ISOFLAVONAS DE SOJA

Como todo en salud, nada es bueno para todo el mundo y por eso te aconsejo siempre encarecidamente que consultes a tu médico si tu salud tiene algún problema especial. En lineas generales cualquier mujer con menopausia puede tomar esta sustancia excepto en los siguientes casos:
-Si sufres alergia a la soja o sus derivados.
- Si has padecido un cáncer de mama. Aunque ya estés curada (hurra por ello) seguramente estarás tomando medicación para evitar las metástasis. Las isoblavonas de soja pueden anular la acción de esas medicinas, así que no deberías tomarlas.
. Si sufres hipotiroidismo. Como en el caso anterior, las personas con hipotiroidismo no deben tomar isoblavonas ni soja natural porque puede interferir en la acción de las medicinas que se toman para esta enfermedad. Consulta a tu médico.

En caso de duda tu médico es quien mejor conoce tu historial y sabe lo que te conviene. Consúltalo.

Espero que te guste, y que si en algún momento tienes alguna duda me preguntes sin ningún problema. Cuentame tu experiencia y cómo lo has solucionado.

Suscríbete a este blog, a mi canal de You Tube pinchando aquí, o sígueme en mi página de Facebook pinchando aquí.



Seguidores